Buscar este blog

GLOBAL LANGUAGE TRANSLATOR

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Gadget creado por www.Vivirsencillamente.com

jueves, 2 de diciembre de 2010

EL MODELO DE JUEGO EN EL BARCELONA F.C ¿REALIDAD O FICCION?

                                           
“Lo que instauró Cruyff es muy difícil de cambiar. ¡La gente está tan habituada e eso! Es parte de la cultura. Atacar, ser dominador del juego, que siempre se opte por el pase o que se conduzca para provocar el pase, nunca por conducir sin ton ni son, el concepto de dar veloci­dad al juego con el pase, de buscar el uno contra uno sólo con la gente de de­lante…” (Pep Guardiola, analizando el estilo de juego del Barcelona durante su estancia en la Roma. El País, 17 de Septiembre de 2002).
Exactamente, es eso lo que llama la atención en el equipo catalán, el hecho de gozar de una cultura propia, forjada a partir de unos ideales distintivos que para Cruyff tienen que ver con “saber a qué quieres jugar y con quien quieres hacerlo” . Un modelo que evoluciona sin negociar con los valores extraordinarios, donde cada elemento que aparece, para optimizar el sistema, no incomoda, ni deforma la recompensa de la interacción inteligente. Más bien le da la bienvenida a la recomendable complementariedad.
PARADIGMAS CIENTÍFICOS DEL FUTBOLTRADICIONAL


“Nuestro sistema de enseñanza nos enseña a aislar los objetos de su entorno, a separar las disciplinas, a desunir los problemas, más que a unir e integrar.Nos ordena reducir lo complejo a lo simple, es decir, a separar lo que está unido, a descomponer y no a recomponer, a eliminar todo aquello que aporte desórdenes o contradicciones a nuestro entendimiento”
Es un tipo de conducta que privilegia el análisis ante la síntesis. Parece obvio que “preferimos la realidad ajustada a un modelo simple que podamos comprender”
El pensamiento complejo debe complementar y confrontar el modo de pensar que separa con un modo de pensar apoyado en unos principios de conoci­miento tales que devenga capaz de concebir la organización, que religue, contextualice y globalice”
Al verlo todo de manera aislada, inconexa, cobran sentido los expertos, ya que surgen demandas que deben ser cubiertas, que otorgan competencias dentro del ámbito profesional a preparadores físicos, psicólogos, fisiólogos, nutricionistas, etc., los cuales, en muchos casos, construyeron sus teorías en contextos ajenos al fútbol.
Relación entre los principios del paradigma de la complejidad y el F.C. Barcelona 



Principio sistémico u organizacional
“La organización de un todo produce cualidades o propiedades nuevas con respecto a las partes consideradas aisladamente: las emergencias”
En declaraciones al diario El Mundo Deportivo, el delantero Bojan Krkic decía sentirse feliz por el hecho de que “cada vez me sale todo más natural” .Posiblemente, esa naturalidad tenga su génesis en la red de relaciones en la que participa, en el respeto de la misma a sus cualidades, a que el producto emergente de las relaciones con colaboradores maximiza su potencial. 
Principio Hologramático 
“Cada célula es una parte de un todo – el organismo global – pero el todo está en sí mismo en la parte: la totalidad del patrimonio genético está presente en cada individuo, en tanto que un todo a través de su lenguaje, su cultura, sus normas” (Edgar Morín).
Cuando Xavi o Busquets intervienen en el juego de su equipo, significando su capacidad de adaptación del balón, la protección del mismo, y el perfil de sus pases, están representando en sí mismas, las características del juego de ataque del F. C. Barcelona (y, a su vez, el de defensa).


El principio de bucle retroactivo 
Este principio, trata de ofrecernos una explicación sobre la no linealidad entre la causa y el efecto. Cuando observamos un hecho, el efecto, solemos responsabilizar a una sola causa como productora del mismo. Sin embargo, en ningún caso, la consecuencia resulta de una única variable, sino de múltiples retroacciones.
Remates en condiciones espaciales, corporales,semejantes, que a veces acaban en gol, otras no; desmarques con trayectorias simétricas a otros realizados, llegando en ocasiones a recibir el balón en situaciones muy beneficiosas, en otras el balón no coincide en espacio y tiempo con mi presencia; e infinitas evidencias deben hacernos pensar en que todo proceso es auto-moderador.
Principio de recursividad organizacional 
Atendamos al Barcelona. La capacidad de desequilibrio del cuadro catalán, evidenciada en los regates de Messi, Iniesta o Henry, la irrupción de Álves o las penetraciones de Etoó, hace indispensable que otros compañeros atraigan al bloque defensivo hacia el eje longitudinal del terreno de juego o, en su defecto, permitan apertura de espacios por dispersión de contrarios.
Tratamos de puntualizar, que lo que producen los Xavi, Touré, Busquets, Márquez, Piqué, con su dominio del juego interior, otorga sentido a lo que realizan sus compañeros para expresar su potencial. El trabajo de los primeros cobra también significado por lo que los jugadores exteriores producen, o sea, sin un buen juego interior, que polarice la atención de los contrarios, no puede haber un buen juego de los jugadores exteriores y viceversa. Es una relación de reciprocidad.
La necesidad de diseñar y construir un modelo de juego orientador.
“El diseño es una oportunidad de oro para hacer que desde ese momento el sistema funcione correctamente”

Se responsabiliza “de promover el desarrollo de las capacidades individuales en el grupo, y de lo grupal en lo individual".Comentaba Messi, tras conocer el resultado del sorteo de cuartos de final de Liga de Campeones, que “lo más importante, lo que más me importa, es que hagamos siempre nuestro fútbol, que lleguemos a la final con nuestra filosofía. Es lo más grande que tiene este equipo”, referencia indicativa de la importancia que le dan los propios jugadores al hecho de tener una forma distintiva de jugar, comprensible para todos.

APORTACIONES DEL NUEVO PARADIGMA
“En el planteamiento sistémico las propiedades de las partes sólo se pueden comprender desde la organización del conjunto, no se concentra en los com­ponentes básicos, sino en los principios esenciales de organización. El pensa­miento sistémico es contextual, en contrapartida del analítico. Análisis significa aislar algo para estudiarlo y comprenderlo, mientras que el pensamiento sisté­mico encuadra ese algo dentro del contexto de un todo superior”.
Como podemos ver en la figura, Barcelona forma cuatro líneas dispuestas en 2-3-2-3, con los centrales distribuidos en anchura, los laterales junto al medio centro retrasado, seguido de los dos medios avanzados, para terminar con los extremos y el delantero, ofreciendo el máximo de profundidad y anchura, como línea más adelantada.
Apreciamos, que los espacios más críticos pueden ser los que tienen detrás los laterales, los habidos a ambos lados del medio centro retrasado, además de los que dejan a su espalda la pareja de centrales. No obstante, el funcionamiento del sistema hace que sean contadísimas las ocasiones en las que los equipos contrarios han ocupado esos espacios en condiciones propicias para llevar peligro contra la portería de Víctor Valdés.

Objetivos primordiales del modelo y principios fundamenta­les de funcionamiento.
A continuación, vamos a distinguir, que no a desarticular, los objetivos por sub fases del juego. Empezaremos por cómo desarrollan la organización defensiva, una vez que dejan de ser propietarios momentáneos del dominio del balón, para más tarde adentrarnos en la forma en que se organizan defensivamente cuando no han logrado recuperar el esférico con celeridad, seguido de objetivar sus intenciones toda vez que la pelota vuelve a su poder y existe viabilidad para encontrar situaciones de gol directamente (sus posibilidades de contraatacar), completando el análisis con la descripción de los patrones básicos de su ataque organizado, que, aunque estamos de acuerdo en la integridad del juego, en que nada es más importante que nada, para este equipo es la lucha sobre la que se sustenta el resto de manifestaciones conductuales colectivas.

Rasgos estables durante la Organización Defensiva.
El sentimiento que rige al equipo en el momento de la pérdida de balón, es el de su recuperación urgente mediante medios activos.
Si partimos de cómo ataca, podemos deducir que en el momento de perder el balón, el grupo de jugadores cercanos al mismo es numeroso, lo que facilita, adoptando una serie de comportamientos bien ajustados, la reconquista de la posesión de la pelota.
Como ya dijimos anteriormente, la obsesión por no conceder tiempo al rival para organizar su ataque, al evitar que se despliegue con desahogo, se percibe una estructura adelantada (la que busca la recuperación directa) “deformada”, sin una aspecto simétrico, pero con una morfología congruente con su finalidad.
La idea, es sustraer el balón al rival cerca de donde ellos la recuperaron. Por ello, disuaden toda relación que suponga, lateralmente o en profundidad, la superación del bloque adelantado.
Cuando la coordinación de las intenciones no se regula en tiempo y forma, y el equipo atacante esquiva la presión, los defensores que no se incorporaron, es decir, que no son componentes de ese subsistema avanzado, procuran el retroceso de los compañeros superados, mediante disuasiones que encierran al jugador con balón, sobre un pasillo lateral, incomunicándolo del máximo número de colaboradores posibles. La última línea, suele alternar sus conductas en base a la posibilidad de aplicar el fuera de juego. Si los atacantes logran mantener la continuidad de las acciones ofensivas, la predisposición de los futbolistas que fueron superados es máxima, respecto a poder recobrar posiciones que faciliten las ayudas defensivas. Por eso, el sentimiento de utilidad “a medio plazo” es determinante. Por lejano que esté del balón, debo seguir esforzándome por llegar a poder asistir a los compañeros que soportan las ofensivas de los adversarios.
Durante esta resistencia, habrá que mostrar especial atención a aquellas conductas que lleven consigo la posibilidad de remate inmediato, “permitiendo”, en cierto modo, todas las intervenciones que alejen a los contrarios de nuestra portería, algo que jugará a favor del retorno de nuestros compañeros.

- Funcionamiento en Defensa Organizada.
Los medios activos, llevan tácitamente un riesgo evidente, concretamente cuando se producen desajustes entre los intervinientes, aunque su correcta emisión extiende el protagonismo. Llevar la iniciativa, incluso cuando no se dispone del móvil con el que se juega, es un acto atrevido, pero, de igual forma, es una manera inteligente de defender, a la vez que solidaria.
Cuando el equipo de Guardiola se encuentra inmerso en esta sub fase, no se conforma con que el rival no progrese, no aguarda al error de sus jugadores, los Xavi, Touré, Álves, Messi y compañía, lo provocan, quieren el balón, necesitan manipularlo, puesto que con él exhiben sus mejores recursos.
Desde que los adversarios se hacen con el balón, las pautas a seguir están relacionadas con malograr cualquier acción cadenciosa.
Los centrales buscan conectar con los medios avanzados, jugadores encargados de conferir sentido a la organización ofensiva del equipo. Estos futbolistas, buscan espacios desocupados, o detrás de la línea adversaria más avanzada, o aprovechando áreas liberadas por la oscilación colectiva de los adversarios. Su ubicación suele ser escalonada. En caso de no encontrar dichas condiciones, se trasladan, con el balón controlado hasta provocar la aparición, eximida de oposición, de algún compañero que garantice la continuidad.
Cada vez que algún central abandona su puesto específico, es el medio retrasado el que se encarga de acoger sus responsabilidades mientras se ausenta.
Otro de los recursos, originado en las botas de los centrales, es el pase sobre el extremo más alejado a su ubicación, que espera situado en anchura máxima. Con esta relación, efectuada periódicamente por Márquez, se persigue el restar eficacia a la basculación, buscar el lado débil del sistema defensivo del equipo contrario.
En definitiva, la intención primaria no es otra que la de superar las primeras estructuras de oposición mediante recepciones por el interior del propio esqueleto defensivo. Tanto Piqué como Márquez tienen una habilidad especial para encontrar dicha vías de progresión. 
El último recurso utilizado, tiene que ver con la ampliación del espacio de intervención de extremos o delanteros para recibir en dichos sectores. La acción se suele encadenar con jugar de frente sobre los centrocampistas encargados de la distribución del balón.Si la intervención del extremo es seguida de cerca por su oponente directo, el lateral atacante (algo que permanentemente realiza Álves), suele aprovechar el espacio concedido para convertirse en asistente de los jugadores más cercanos a la portería antagonista.
Conseguida la posesión en esos dominios, la conexión con los jugadores exteriores se agiliza. Éstos pueden obtener la pelota en condiciones muy favorables, para, o bien emprender una acción individual, o favorecer superioridades en lugares adyacentes a la meta contraria.

BIBLIOGRAFIA:
El Modelo de juego en el Barcelona F.C  de Oscar Cano

RECOPILACION:
Preparacion Fisica Sistemica y Futbol Formativo


Publicar un comentario