Buscar este blog

Cargando...

GLOBAL LANGUAGE TRANSLATOR

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Gadget creado por www.Vivirsencillamente.com

jueves, 3 de marzo de 2011

"SECRETOS PARA HACER UN FUTBOLISTA EXITOSO"



La carrera que he escogido está repleta de oportunidades, y al mismo tiempo llena de angustia y desesperación, y los cadáveres de aquellos que han fracasado, si se los pusiera uno encima del otro, proyectarían su sombra por encima de todas las pirámides de la tierra.
Y sin embargo no fracasare como los otros, puesto que en mis manos sostengo el secreto que me guiará a través de las corrientes peligrosas hasta las playas que sólo ayer me parecían un sueño.
El fracaso no será mi recompensa por mi lucha. El fracaso es ajeno a mi vida, lo rechazo y estoy preparado para abrazar la sabiduría y los principios que me sacaran de las sombras para internarme en la luz resplandeciente de la riqueza, la posición y la felicidad.
El tiempo le enseña todas las cosas a aquel que vive para siempre, pero no puedo darme el lujo de la eternidad. Y sin embargo dentro del tiempo que se me ha asignado debo practicar el arte de la paciencia, porque la naturaleza no procede jamás con apresuramiento. Para crear el Olivo, el rey de todos los arboles, se requieren 100 años. Ahora quiero ser el más grande de los arboles de olivo, y en realidad el más grande futbolista del mundo.
¿Y cómo lo lograré? Porque no tengo la fortaleza mental para alcanzar la grandeza, y he tropezado en ignorancia y caído en el charco de la compasión por mí mismo. La respuesta es sencilla. Comenzaré mi viaje sin el estorbo de los conocimientos innecesarios o la desventaja de una experiencia carente de significado, pondré todo mi corazón y mi ser al servicio de estos principios, porque en realidad, la única diferencia entre aquellos que han fracasado y aquellos que han tenido éxito reside en la diferencia de sus hábitos. Los buenos hábitos son la clave de todo éxito. Los malos hábitos son la puerta abierta al fracaso. De manera entonces que la primera ley que obedeceré, y que procede a todas las otras es la siguiente: Me formare buenos hábitos, y seré el esclavo de esos hábitos.
Los malos hábitos deben ser destruidos y nuevos surcos preparados para la buena semilla ¿Como realizare esta difícil tarea? Lo hare por medio de 10 pasos que debo cumplir en su totalidad, porque cada uno contiene un principio que desalojara de mi vida un habito malo y lo reemplazara con uno que me acerque al éxito. De manera que a fin de que estas palabras escritas cumplan la tarea para la cual han sido designadas, debo de disciplinarme a mí mismo y adquirir el primero de mis nuevos hábitos que es el siguiente:

1.PASO:Leeré cada uno de los pasos durante 30 días en esta forma prescrita, antes de proceder a la lectura del paso siguiente
.
Primero, leeré las palabras en silencio cuando me levanto por la mañana, luego leeré las palabras en silencio después de haber almorzado y finalmente leeré las palabras de nuevo antes de acostarme al finalizar el día  en voz alta. Al día siguiente repetiré este procedimiento y continuare de esta forma durante 30 días. Luego empezare pasó y repetiré este procedimiento durante otros 30 días. Continuare de esta forma hasta que haya vivido con cada uno de los pasos durante 30 días y mi lectura se haya convertido en hábito.
¿Y qué realizare mediante este habito? Reside aquí el secreto oculto de todas las realizaciones del hombre. Al repetir diariamente las palabras, se convertirán pronto en parte integral de  mi mente activa, pero aún más importante, se filtrarán también hasta la otra mente mía, ese misterioso venero que nunca duerme, que crea mis sueños, y con frecuencia me hace proceder en una forma que no comprendo.
A medida que las palabras de estos pasos son absorbidas por mi mente, comenzaré a despertar, todas las mañanas, con una vitalidad que no he conocido nunca, mi vigor aumentará, mi entusiasmo se acrecentará, mi deseo de enfrentarme con el mundo dominará a todos los temores que antes me asaltaban al amanecer y seré más feliz de lo que jamás había pensado que fuese posible en este mundo de luchas y de dolor.
Hoy comienza una nueva vida y me hago un solemne juramento de que nada retardará el crecimiento de mi nueva vida. No interrumpiré ni un día estas lecturas porque el día que pierda no podrá recobrarse jamás ni podré substituirlo por otro. No debo interrumpir, no interrumpiré este hábito de la lectura diaria de estos pasos y en realidad, los pocos momentos que pase todos los días en este nuevo hábito serán un precio insignificante que tendré que pagar por la felicidad y el éxito que serán míos.

 2.PASOJugaré él futbol con amor en mi corazón.

Porque éste es el secreto más grande de todas las personas que han alcanzado el éxito. La fuerza muscular podrá partir un escudo y aun destruir una vida, pero sólo el poder invisible del amor puede abrir las puertas de la gloria, y hasta que no domine este arte no seré más que un mercachifle del futbol.
Haré del amor mi arma más poderosa y no habrá partido, ni entreno donde yo me entregue con todo mi esfuerzo, sacrificio y voluntad por ser el mejor.
Jugaré él futbol con amor en mi corazón. ¿Y cómo lo haré? De aquí en adelante contemplaré todas las cosas con amor y naceré de nuevo. Amare el sol porque me calienta los huesos; pero también amaré la lluvia porque purifica mi espíritu. Amare la luz porque me señala el camino; pero también amaré la oscuridad porque me enseña las estrellas. Acogeré la felicidad porque engrandece mi corazón; pero soportaré la tristeza porque descubre mi alma. Reconoceré la recompensa porque constituye mi pago; pero también daré acogida a los obstáculos porque constituye para mí un desafío.
Jugaré él futbol con amor en mi corazón. ¿Y cómo hablaré? Ahondaré siempre en busca de razones para elogiar; nunca me allanaré a buscar excusas para el chisme. Cuando sienta la tentación de criticar, me morderé la lengua; cuando me sienta inspirado a elogiar, lo proclamaré  a los cuatro vientos.
Jugaré él futbol con amor en mi corazón. ¿Y cómo procederé? Para ser futbolista hay que vivir en un ambiente futbolístico, pensar en este deporte y dedicar mucho tiempo al entrenamiento, ver videos, juegos de  jugadores exitosos que jueguen nuestra misma posición. Saber que existen dificultades diversas como sucede en todas las facetas de la vida, a las cuales  hay que plantar cara y superarla. Si quieres triunfar en este deporte has de sentir un extraordinario placer cuando juegas, ama el balón, a los entrenadores, a tus compañeros, a la camiseta que represente, a los hinchas, amaré al que tiene ambiciones porque podrá inspirarme; amaré a los que ha fracasado porque pueden enseñarme.
Solo con dicha dedicación tendré o adquiriré conocimiento y habilidad en el juego, afán y tenacidad para la dura competición, con la correspondiente buena condición física; resistencia contra el calor, frio, lluvia, nieve y otras inclemencias del tiempo.
Con amor aumentará mi nivel futbolístico ciento por ciento y me convertiré en un gran futbolista. Aunque no posea otras cualidades, puedo alcanzar el éxito con el amor solamente. Sin el amor fracasaré aunque posea todas las cualidades y habilidades del mundo.

Jugaré él futbol con amor, y tendré éxito.

 3. PASO:Tendré el poder de la disciplina.

Mediante el acero de la disciplina, forjaré un carácter colmado de coraje y de paz. Mediante la virtud de la voluntad, estoy destinado a alcanzar el más alto ideal de la vida y a vivir en una mansión celestial llena de cosas buenas, de vitalidad y alegría. Sin ello, estás perdido como un marino sin brújula, ese marino que al final se hunde con su barco.
Tendré el poder de la disciplina.
Con mi autodominio, tendré la fortaleza para hacer lo que siempre he querido hacer, todos mis sueños estarán a mi alcance. La mayoría de los futbolistas gozan de independencia para ir a donde quiera y hacer las cosas que les gusta hacer. Pero muchos son esclavos de sus impulsos. Son personas reactivas en vez de proactivas, esto quiere decir; si  están en la casa descansando porque mañana tiene un partido y llega un compañero a buscarlo, porque hay una rumba espectacular, con lindas chicas, salen pitando de casa sin pensar que actividad es más crucial para el conjunto de su bienestar y para el propósito de sus vidas. Estas personas tienen autodominio pero carecen de libertad. No tienen el ingrediente clave para una vida llena de significado; la libertad para ver el bosque además de los arboles, la libertad de escoger lo que es justo por encima de lo que apremiante.
Tendré el poder de la disciplina.
Varias telarañas podrán atrapar un león. Si liberas tu fuerza de voluntad te convertirás en dueño de tu mundo personal. La autodisciplina te proporcionará las reservas mentales requeridas para perseverar cuando la vida te ponga a prueba. La abundancia de fuerza voluntad y de disciplina es uno de los principales atributos de todos aquellos con carácter fuerte y una vida maravillosa. La fuerza de voluntad me permitirá hacer lo que dije que haría: lo primero es empezar haciendo cosas que no me gustan. Puede ser algo tan simple como hacerte la cama cada mañana, leer los diez pasos uno por uno, mes a mes, tres veces al día, para cambiar mis viejos hábitos. Llegar media hora antes a los entrenos y una hora antes a los partidos, cumplir correctamente con los ejercicios e instrucciones del entrenador, hacer las cosas que debería hacer, en lugar de seguir el camino del mínimo esfuerzo, no consumir bebidas alcohólicas mientras esté en plena temporada, no fumar, no consumir drogas, acostarse  temprano (dormir 8 horas) estar frente el computador un tiempo prudente, llevar una vida sexual sana, no dejarse llevar por las malas amistades o compañeros de juego que se encuentren con esos malos hábitos, debes ser fiel a tus compromisos para con los demás, sobre todo, para contigo mismo.
Tendré el poder de la disciplina.
Pequeñas victorias conducen a grandes victorias. Para alcanzar lo grande debo reforzar ante lo pequeño.
Estas pequeñas victorias crean ese ímpetu que te anima a dar pasos más largos en la senda de tu yo superior. En poco tiempo estarás haciendo cosas que jamás habías creído ser capaz de hacer, con un vigor una energía que desconocías en ti. 
Tendré el poder de la disciplina.
Aceptaré las normas establecidas dentro del equipo y las de la competición, en el cual me encontraré con adversarios de gran calidad y otros duros o violentos. Podrá  existir un cúmulo de mala suerte o decisiones arbitrales erróneas, e igualmente deberás admitirlas.

4.PASO: Persistiré hasta alcanzar el éxito.

De aquí en adelante reconoceré que todos los días el fútbol me pone a prueba en igual forma, si persisto, si sigo probando, si continúo embistiendo alcanzaré el éxito.
Persistiré hasta alcanzar el éxito.
Me abstendré de escuchar a aquellos que lloran y se quejan, porque la enfermedad es contagiosa. El matadero del fracaso no es mi destino.
Persistiré hasta alcanzar el éxito.
Los premios de la vida se encuentran al fin de cada jornada, y no cerca del comienzo, y no me corresponde a mí saber cuantos pasos son necesarios a fin de alcanzar mi meta. Puede aun sobrecogerme el fracaso al dar mi milésimo paso, y sin embargo quizá el éxito se oculte detrás de la siguiente revuelta del camino. Jamás sabré cuan cerca estoy del éxito a menos que doble  la curva. Siempre daré un paso más. Si ése no es suficiente daré otro y  aún otro. 
Persistiré hasta alcanzar el éxito.
Jamás aceptaré la derrota y borraré de mi vocabulario palabras o frases como; abandono, no puedo, imposible, irrealizable, improbable, fracaso, impráctico, sin esperanzas y retirada, porque son palabras de necios. Huiré de la desesperación, pero si esta enfermedad de la mente me atacara, seguiría trabajando en medio de la desesperación. Trabajaré  y aguantaré, pasaré por alto los obstáculos que se presenten a mis pies, y mantendré los ojos fijos en las metas por encima de mi cabeza, porque sé que donde termina el estéril desierto, crece la verde vegetación.
Persistiré hasta alcanzar el éxito.
Persistiré con la convicción de que cada vez que fracase en una jugada, aumentaran las posibilidades de éxito en la acción siguiente. Toda vez que escuche un no, me aproximará al sonido de un sí. Toda vez que me encuentre con una mirada de desaprobación recordaré que solo me prepara para la sonrisa que hallaré después. Cada desventura que me sobrevenga contendrá en sí la semilla de la buena suerte del mañana. Debo fracasar con frecuencia para tener éxito una sola vez.
Persistiré hasta alcanzar el éxito.
Cuando mis pensamientos inviten a mi cansado cuerpo a no correr más, resistiré la tentación de hacerlo. Trataré de hacer una jugada más, haré un intento más de cerrar el entrenamiento o partido con una victoria personal y grupal, y si ese intento fracasa haré otro. No permitiré que ningún día termine en fracaso. De esta manera plantaré la semilla del éxito del mañana y lograré una ventaja insuperable sobre aquellos que cesan de trabajar. Cuando otros ponen fin a la lucha, la mía habrá comenzado, y mi cosecha será amplia.
Persistiré hasta alcanzar el éxito.
Ni permitiré tampoco que los éxitos del ayer me hagan caer en el adormecimiento de la complacencia del hoy, puesto que ésta es el gran fundamento del fracaso. Me olvidaré de los acontecimientos del día que ha pasado, ya fuesen buenos o malos, y saludaré el nuevo día con confianza de que éste será el mejor día de mi vida.

5 PASO: Viviré este día como si fuese el último día de mi vida.

¿Y que haré con este último día de valor incalculable que me queda? No me lamentaré por la desgracia del ayer, las derrotas del ayer, los sufrimientos, ¿Por qué? Porque debo desperdiciar lo que es bueno en lo malo. El ayer ha quedado sepultado para siempre y no pensaré más en él.
Viviré este día como si fuese el último día de mi vida.
¿Y qué haré entonces? Olvidándome del ayer, no pensaré tampoco en el mañana. Porque arrojaré el ahora detrás del quizás. No el mañana yace sepultado con el ayer, y no pensaré más en el. Viviré este día como si fuese el último de mi existencia.
Eludiré con ahínco a todo aquello que mata el tiempo. A la indecisión la destruiré con la acción, sepultaré las dudas bajo la fe, el temor lo destruiré con la confianza. No escucharé a los labios ociosos, no me quedaré donde hay manos ociosas, no visitaré a personas ociosas.
Viviré este día como si fuese el último día de mi vida.
Hoy descubrí que mi único rival no eran más que mis propias debilidades, y que en éstas, está la única y mejor forma de superarme, hoy dejé de temer a perder y empecé a temer a no ganar,  que tengo grandes potencialidades y que puedo llegar a ser el mejor, me dejó de importar quién ganara o perdiera, ahora me importa simplemente saberme mejor que ayer. Ayer dejé de ser un reflejo de mis escasos triunfos pasados y empecé a ser mi propia luz de este presente. Hoy me sacrificaré y me consagraré al trabajo, mi último día deberá ser mi mejor día y si no lo es, caeré de rodillas y daré gracias a Dios.

6. PASO: Soy Dueño de mis emociones.

La marea sube, la marea baja. Pasa el invierno, llega el verano. Florecen las flores, las flores se marchitan. Se siembra la semilla, se recoge la cosecha. La naturaleza toda es un ciclo de estados de ánimo y yo soy parte de la naturaleza, así como la marea, subirán mis estados de ánimo, mis estados de ánimo bajarán.
Soy Dueño de mis emociones.
Es una de las estrategias de la naturaleza, escasamente comprendida, que cada día amanezco con estados de ánimo que han cambiado desde ayer. El gozo de ayer se convertirá en la tristeza de hoy, sin embargo la tristeza de hoy pasará a ser el gozo del mañana. Dentro de mí hay una rueda, que cambia constantemente de tristeza al gozo, de los transportes de alegría a la depresión, de la felicidad a la melancolía. A igual que las flores, los capullos de gozo de hoy se marchitarán y abatirán, y sin embargo recordaré que las flores secas de hoy llevan la semilla del pimpollo del mañana; así también la tristeza de hoy contiene del gozo del mañana.
Soy Dueño de mis emociones.
¿Y cómo dominaré estas emociones a fin de que cada día sea productivo?
Aprenderé este secreto: Débil es aquel que permite que sus pensamientos controlen sus acciones; fuerte es aquel que obliga a sus acciones que controlen sus pensamientos. Todos los días cuando despierto seguiré este plan de batalla antes de ser capturado por las fuerzas de la tristeza, de la  auto compasión y del fracaso.

Si me siento deprimido cantaré.
Si me siento triste reiré.
Si me siento triste reiré.
Si me siento enfermo redoblaré mi trabajo.
Si siento miedo me lanzaré adelante.
Si me siento inferior vestiré ropas nuevas.
Si me siento inseguro levantaré la voz.
Si siento pobreza pensaré en la riqueza futura.
Si me siento incompetente recordaré éxitos del pasado.
Si me siento insignificante recordaré mis metas.

Soy Dueño de mis emociones.
Debo superar las frustraciones del juego; perder partidos para mi muy importantes, recibir críticas, sobre todo cuando las considero injustas; ser suplente, caer lesionado, etc. Incluso tengo que tener claro que los técnicos a la hora de calificarme para comprobar mi disposición y mi posible futura evolución como jugador profesional, me observaran mayor minuciosidad cuando tu equipo juegue mal y vaya perdiendo, ya que entonces mostraré los puntos fuertes o débiles de mi carater.
Soy Dueño de mis emociones.
-       Si se apodera de mí la confianza excesiva, recordaré mis fracasos.
-       Si me siento inclinado a entregarme con exceso a la buena vida, recordaré hambres pasadas.
-       Si siento complacencia, recordaré a mis competidores.
-       Si disfruto de momentos de grandeza, recordaré momentos de vergüenza.
-       Si alcanzo grandes riquezas, recordaré boca hambrienta.
-       Si me siento orgulloso en exceso, recordaré un momento de debilidad.
Dominaré mis estados de ánimo mediante una acción positiva, y cuando haya dominado mis estados de ánimo, controlaré mi destino es el convertirme en el futbolista más grande del mundo.
Seré dueño de mi mismo.
Seré grande.

 7 PAS0: Hoy multiplicaré mi valor en un ciento por ciento.

¿Y cómo lograré esto? Primeramente fijaré metas para el día, la semana, el mes, el año y mi vida. Al fijarme metas recordaré mis trabajos del pasado y los multiplicaré en un ciento por ciento. Este será el nivel según el cual viviré en el futuro. Nunca me preocuparé de que mis metas sean demasiado elevadas, puesto que ¿no es mejor acaso apuntar mi lanza a la luna y herir solamente a un águila que apuntar mi lanza al águila y pegarle solamente a una roca? En el futbol hay que soñar en  jugar en el fútbol europeo y trabajar para eso, siempre fijándose en las condiciones que hay que tener y las exigencias que amerita estar en un futbol de tan alto nivel, si por cualquier motivo me quedo corto el nivel que alcance me dará para jugar en cualquier liga Suramérica o centroamericana y en el peor de los casos  jugar en el futbol colombiano ya que la preparación que siempre tuve fue buscando lo alto, pero si pienso solamente en hacer parte de la liga colombiana puedo llegar hacer solo figura del equipo del barrio o de la empresa.  
Hoy multiplicaré mi valor en un ciento por ciento.
La magnitud de mis metas no me asombrará aunque quizá tropiece antes de alcanzarlas. Si tropiezo me levantaré de nuevo y mis caídas no me preocuparán porque todos los hombres deben de tropezar con frecuencia antes de llegar a la cima. Solo el gusano está libre de la preocupación de tropezar y yo no soy gusano.
Hoy multiplicaré mi valor en un ciento por ciento.
Hoy sobrepasaré toda acción toda acción que realice ayer. Subiré a la montaña de hoy con toda la habilidad que tengo, y sin embargo mañana subiré más alto que hoy, y el día siguiente más alto que ayer. El sobrepasar los hechos de los otros carece de importancia, el sobrepasar mis propios hechos es lo que significa todo.
Hoy multiplicaré mi valor en un ciento por ciento.
Mis palabras pronunciaran mis metas. Una vez pronunciado, no me atrevo a revocar lo que he dicho por temor a la humillación. Seré como mi propio profeta, y aunque todos se rían de mis declaraciones, oirán mis planes, conocerán mis sueños. Y de esta forma no habrá escape para mí hasta que mis palabras se conviertan en hechos realizados.
Hoy multiplicaré mi valor en un ciento por ciento.
Realizaré la labor que un fracasado no realizará.
Siempre extenderé mi esfuerzo más allá de mis propias posibilidades.
No quedaré contento nunca con mi actuación en el terreno de juego.
Siempre ampliaré mis metas tan pronto como las haya alcanzado.
Procuraré siempre hacer que el segundo tiempo sea mejor que el primero.
Proclamaré mis metas al mundo. Y sin embargo, nunca proclamaré mis éxitos. Que el mundo en cambio se me acerque con alabanza y que tenga yo la sabiduría de recibirlo con humildad.

Está comprobado que si quiero llegar a ser futbolista profesional tengo que alcanzar un elevado nivel en muchas y especiales cualidades.

8 PASO: Procederé ahora mismo.
 Mis sueños carecen de valor alguno, mis planes son como el polvo, mis metas son imposibles si no son seguidas de acciones coherentes que conlleven al cumplimiento de lo trazado.
Solamente la acción es la chispa que enciende el pergamino de mis sueños, mis planes, mis metas, hasta convertirlos en una fuerza viviente. La acción es mi alimento y bebida que nutrirá mi éxito.
Procederé ahora mismo.
La demora que me ha retrasado es culpa del temor y ahora reconozco este secreto.
Ahora sé que para conquistar el temor debo siempre proceder sin vacilación y los estremecimientos de mi corazón desaparecerán. Y ahora sé que la acción reduce el león del terror.
De aquí en adelante, reconoceré la lección de la luciérnaga y aun durante el día se verá mi resplandor a pesar del sol.
Tengo claro que para triunfar en el fútbol debo marcar diferencia ante los demás, tengo que atreverme hacer cosa diferentes en el aspecto técnico, ( hacer jugadas individuales con el balón en beneficio del equipo, realizar el gesto técnico necesario o que amerita la situación de juego; en lo táctico ( ser inteligente, cumplir con las tareas tácticas y realizar movimientos siempre buscando de anticiparse al contrario; En lo fisco ( tengo que estar fuerte, veloz y tener una excelente resistencia); En lo psicológico ( tengo que tener el carácter para atreverme hacer las cosas sin temor y manejar muy bien la concentración para realizar y cumplir con las metas trazadas dentro y fuera del campo).
Seré como una luciérnaga y mi luz iluminará el mundo.
Procederé ahora mismo.
No eludiré las tareas de hoy ni las postergaré para mañana, porque sé que el mañana nunca llega. Voy a proceder ahora aunque mis acciones no traigan la felicidad o el éxito, porque es mejor proceder y fracasar que quedarse inactivo y salir del paso a duras penas.
Procederé ahora mismo.
Procederé ahora mismo, procederé ahora mismo, procederé ahora mismo. De aquí en adelante, repetiré estas palabras constantemente, cada ahora, cada día, hasta que las palabras se conviertan en un habito como el respirar y las acciones que sigan sea algo tan instintivo como el pestañar. Con estas palabras puedo preparar la mente para realizar todo acto necesario para mi éxito; con estas palabras puedo preparar la mente para hacer frente a todo desafío que el fracaso elude.
Procederé ahora mismo.
Cuando entre al campo las pronunciaré e inmediatamente confrontaré a mi primer adversario, pesando siempre y acertar y salir airoso de la jugada.
Las pronunciaré cuando se conforte la tentación y procederé de inmediato para sacarme a mi mismo del mal
Procederé ahora mismo.
Solamente la acción determina mi valor en el terreno de juego y para multiplica mi acción. Transitaré donde el fracasado teme andar. Trabajaré cuando el fracasado descanse. Me echaré el quipo al hombre mientras el fracasado se esconde. En los partidos difíciles siempre seré la figura, en los momentos de adversidad en un juego sacaré a relucir mi talento y capacidad.

Yo siento la sed del éxito. Siento sed de felicidad y de paz mental. Si no procedo, si no actúo, pereceré en una vida de fracaso, de miseria, de noches de insomnio

9. PASO: PIENSO Y ACTUO SIEMPRE COMO PROFESIONAL.

El trabajo, el orden y el respeto son las principales cualidades que debe tener un ser humano para la formación de un deportista profesional.

PIENSO Y ACTUO SIEMPRE COMO PROFESIONAL
En los entrenamientos mi presencia es indispensable para que me tenga en cuenta en el plantel. Atiendo y resuelvo las cuestiones personales fuera de los horarios establecidos, de modo que no me impidan el normal desarrollo de los compromisos con el club. No me ausento sin previo aviso, un permiso será solicitado al Director Técnico. Su estadística de asistencia demuestra mi interés en progresar y superarme.
PIENSO Y ACTUO SIEMPRE COMO PROFESIONAL
En los camerinos trato de ser siempre el primero en llegar, mantengo el orden y el respeto, tanto a llegar como al retirarse, sin cometer incorrecciones como: gritar, molestar, esconder o tomar sin permiso pertenencias ajenas. Consulto a superiores la actividad a seguir, colaboro con la utilería y con los elementos de trabajo, no limpio los botines dentro del vestuario.
PIENSO Y ACTUO SIEMPRE COMO PROFESIONAL
Presto atención de buen modo, sin molestar a las indicaciones del entrenador, desarrollo las actividades con agrado y espíritu positivo, no me distraigo (igual que en los partidos)  me brindó a la tarea, aprovecho al máximo el tiempo  en el fútbol.
PIENSO Y ACTUO SIEMPRE COMO PROFESIONAL
Colaboro con mis compañeros para el buen desarrollo y ejercicios los entrenamientos, uso un vocabulario adecuado, aconsejo bien, ayudo, aporto todo lo mejor de mí, al servicio de los demás en busca de formar un grupo íntegro y con ganas de superarse.
PIENSO Y ACTUO SIEMPRE COMO PROFESIONAL
En los viajes llego siempre en a la hora establecida de cita o de partida, el retraso o ausencia no dan muestra de mi interés, significando la autoexclusión del plantel, más la falta de respeto a quienes cumplen con lo establecido.
PIENSO Y ACTUO SIEMPRE COMO PROFESIONAL
Llevo siempre el uniforme que corresponde a los entrenos y cuido el uniforme de partidos como si fuera mi mejor vestido de gala, me aseguro de llevar y usar mis canilleras y mantener las medias siempre alta.
PIENSO Y ACTUO SIEMPRE COMO PROFESIONAL
Desde el primer momento que ingreso al escenario voy mentalizándome de el compromiso a asumir, dialogo sobre el juego con mis compañeros, repaso mi función y la del equipo, me adapto física, mental y moralmente hacia el objetivo junto al grupo y cuerpo técnico, no descuido los ejercicios pre-competitivos.
PIENSO Y ACTUO SIEMPRE COMO PROFESIONAL
En el entretiempo acudo al lugar designado (vestuarios o sector del campo), guardo silencio, me recupero, esperando las indicaciones del cuerpo técnico, aprovechando todo este descanso para un análisis, aporte soluciones, puesta a punto para lo que resta del encuentro en busca del mejor rendimiento del equipo.
PIENSO Y ACTUO SIEMPRE COMO PROFESIONAL
Nunca  seré expulsado en encuentros amistosos, oficiales o de práctica, ni debo reaccionar, bajo ningún pretexto, contra adversarios, compañeros, árbitro o público, de hacerlo, provoco una actitud negativa para mi imagen. Al salir del campo de juego en caso de ser reemplazado o al término del encuentro no me sacaré la camiseta hasta llegar a los vestuarios, la misma es un insignia de la institución, debo respetarla constantemente, del mismo modo saludo cortésmente a adversarios y árbitros, quienes también permitieron de desarrollo del encuentro deportivo, recordando lo más importante, el haber competido en un juego con sus pares adversarios del momento en busca de una formación a través del deporte.

PASO 10: DIOS

¿Qué hombre tiene tan poca fe que en un momento de gran desastre y de angustia no ha invocado a su Dios? ¿Quién no ha clamado cuando se ha visto confrontado con el peligro, la muerte, o un misterio superior a su compresión o experiencia normal? ¿De dónde procede este profundo instinto, que se expresa por la boca de todos los seres vivientes en momentos de peligro?
Mi vida no tiene que estar saturada de religión para reconocer este gran misterio de la naturaleza. Todos los seres que andan por la tierra, incluso el hombre, posee el instinto de clamar ayuda. Y de saber que el clamor es escuchado por un poder superior con la habilidad de escuchar y responder a nuestro clamor. De aquí en adelante oraré, pero mis clamores pidiendo ayuda serán solamente pidiendo dirección. 
Nunca ores pidiendo las cosas materiales de este mundo, solo oraré por directivas y orientaciones, a fin de que se me señale el camino para adquirir estas cosas, y mi oración será contestada siempre.

Oraré como un futbolista de esta manera:

Oh creador de todas las cosa, ayúdame.
Porque me entregó a ti con toda mi alma y mi ser.
Te pido que me conduzcas por el camino del éxito y de la felicidad.
No te pido oro ni ropas ni aun las oportunidades en consonancia con mi habilidad; en cambio guíame a fin de que adquiera habilidad para aprovechar mis oportunidades.
Tú le has enseñando al león y al águila cómo cazar y prosperar con sus dientes y sus garras. Enséñame a cazar con mis piernas y mi mente, para prosperar con amor.

Ayúdame a permanecer humilde en los obstáculos y fracasos; sin embargo, no ocultes de mi vista el premio que acompañará a la victoria.

Asígname tareas en cuyo desempeño otros hayan fracasado; sin embargo guíame a fin de que pueda arrancar las semillas del éxito de entre sus fracasos. Confróntame con temores que me templen el espíritu; sin embargo, concédeme el valor para reírme de mis dudas.

Dame un número suficiente de días para alcanzar mis metas; sin embargo ayúdame para vivir como si fuera mi último día.

Báñame en buenos hábitos fin de que los malos se ahoguen; sin embargo concédeme compasión para las debilidades de los hombres. Déjame saber que todo pasará; sin embargo ayúdame a contar mis bendiciones de hoy.

Exponme ante el odio a fin de que no me sea extraño; sin embargo llena mi copa de amor a fin de que pueda convertir a los extraños en amigos.

Pero que todas estas cosas sean así si es tu voluntad. Soy tan sólo un pequeño y solitario grano de uva que aferra a la vida, y sin embargo me has hecho distinto de todos los demás. En realidad debe existir un lugar especial para mí. Ayúdame, señálame el camino.

Déjame que llegue a ser todo lo que tienes planeado para mí cuando mi semilla fue plantada y seleccionada por ti para germinar en la viña del mundo.

Guíame, Dios. Amen.

RECOMENDACIONES GENERALES:

VIDA PRIVADA : Viva correctamente, cumpliendo con sus obligaciones familiares, de estudio, para no tener inconvenientes en los entrenamientos, elija y cuide de sus compañías y amigos, piense que no solo se lo juzgará por Ud. sino también por los que lo rodean.
ENTRENAMIENTOS : Es la base primordial e ineludible para practicar, superarse y competir, pero no significa solamente actividad física sino también estos tres pasos importantes:
PREPARACION : Física, Técnica, Táctica y Mental.    
DESCANSO : Un deportista no tiene el mismo nivel de actividades que otro que no lo es, por lo tanto debe descansar diez horas por día después de un entrenamiento o partido, recuperarse sin encarar otra actividad o exigencia.
ALIMENTACION : Primordial, está comprobado que la nutrición en estas etapas de la vida es esencial para el desarrollo de la niñez y la adolescencia y posteriormente para la actividad deportiva, entre todos debemos contar con recursos para una buena nutrición.
IMAGEN : El deportista de brindar una buena imagen, que merezca respeto, presentarse con ropa limpia, adecuada y aseado, acorde a su motivación constante por una vida ordenada junto al deporte y la naturaleza.
DENTRO DEL CLUB : Salude amablemente a su paso, respetando a dirigentes, socios, personal, colaboradores, compañeros, etc. colabore con el cuidado, mantenimiento y crecimiento de la institución, piense que gracias a ella Ud. puede practicar su deporte favorito, incite a defenderla, imite a quienes lo hacen, súmese al logro de objetivos sociales, favorezca y acepte la función creativa de sus superiores.
FUERA DEL CLUB : Lleve una vida ordenada y respetuosa, evite compañías o lugares de mala fama, no solo debe tratar de ganar en el aspecto deportivo sino también en el humano, recuerde que Ud. no es uno más, es un deportista, o sea un privilegiado.
PROGRESO : Para incrementar su capacidad es indispensable su dedicación y su fe, sin cumplir algunas de estas bases de progreso y competencia, que Dios lo ayude porque Ud. no está ayudando.
SUPERACION : Tratar de ser siempre el mejor, pero nunca sentirse el mejor, para esto cuide y conserve su honor, su honestidad y humildad, valores esenciales del ser con ansias de servicio y superación.
INQUIETUDES Y DUDAS : Cuando tenga dudas o no entienda algo, consulte de inmediato a sus entrenadores o dirigentes, todos están para colaborar en su formación, no guarde malas interpretaciones que le provoquen una contrariedad, comuníquese, infórmese y conozca, para finalmente convencerse o resolver.
Para Ud. joven futbolista: todo lo tratado busca su bien y su perfeccionamiento. Tanto como jugador y como persona, busque constantemente tanto en el éxito como en la adversidad, alcanzar y cumplir lo mejor posible con los propósitos y los objetivos y al fin llegar al mayor logro del emprendimiento deportivo: alcanzar la meta de ser un buen futbolista, un excelente profesional y la formación de una buena persona.
 HENRY CALDERON HERNANDEZ Coordinador Cyclones Comfenalco Cartagena-Colombia.
RECOPILACION FUTBOL FORMATIVO



Publicar un comentario en la entrada