Buscar este blog

GLOBAL LANGUAGE TRANSLATOR

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Gadget creado por www.Vivirsencillamente.com

domingo, 20 de noviembre de 2011

LAS LECCIONES QUE NOS DEJO MESSI EN SU VISITA A BARRANQUILLA PARA LAS ELIMINATORIAS.



La corta estancia del considerado mejor futbolista del mundo, 

Lionel Messi, en nuestras calles, hizo que ocurriera el singular fenómeno que gran parte de los colombianos experimentaran el cruel dilema interior de apoyar con toda su corazón a la selección patria, pero en un resquicio de su alma albergaban la esperanza de ver ganador a Messi, el ídolo del Barcelona, que tantas tardes de ensoñación y gloria les ha brindado a través de las pantallas de televisión en los tantos clásicos en que Lionel ha jugado en los últimos años con la camiseta azulgrana.
No obstante, en la fantástica estela que dejó en su breve paso por Barranquilla, el genio del Barcelona nos entregó no sólo profundas lecciones de cómo jugar el mejor fútbol del mundo, sino también lo que significa la sicología del éxito en el ser humano de nuestra época.
Su pizarra fue el estadio Metropolitano, pero sus alumnos fueron millones en Colombia y en el mundo los cuales ansiaban recibir esta honrosa clase del maestro que predica no con las palabras si no con su inteligente accionar en el terreno de juego. 
Como el mágico 10 que lleva en su espalda, aquí planteamos una decena enseñanzas de la vida que aprendimos de ese genio del balón que deslumbró a nuestra afición con su prodigioso malabarismo deportivo.
Lección Nº 1. El astro argentino nos enseñó el valioso poder de convocatoria que posee una personalidad genuinamente humilde y sencilla. Nunca antes como en esta ocasión una selección Argentina había sido recibida con tantas muestras de cariño y consideración por los colombianos. Gente de todas las edades y estratos sociales se volcaron en masa, de día y de noche, al hotel en donde la selección gaucha se hospedó, con la esperanza tan sólo de ver al excelso deportista así sea de manera fugaz y a la distancia.

El pacífico rosarino atrae a millares y millares de personas precisamente por su temperamento tímido, retraído y por su franca espontaneidad que contradice el grandilocuente y prepotente ego que les atribuyen a algunos originarios de ese país del sur del continente.
Lección Nº 2. El astro del Barcelona derrochó su profesionalismo y su disciplina férrea a lo largo de los 90 minutos de juego. Nos recordó precisamente que la palabra disciplina significa hacer con calidad lo que se tiene que hacer, aunque nos sintamos agotados, preocupados o agobiados por las circunstancias reinantes en nuestro interior o en el medio ambiente.
Lección Nº 3. Messi jugando nos habló de lo que es sentir amor y pasión por lo que se hace. Llámese entrega, pundonor o tener puesta y sudar la camiseta, Messi se olvidó de todo y se concentró en la pelota, transmitiendo esa energía ganadora a los demás compañeros de equipo. 
Lección Nº 4. Hizo visible a todos los que observábamos el crucial encuentro, además de su recital de pases, su corajuda lucha ante un ambiente considerablemente adverso representado en un clima de casi 40º de temperatura, un estadio colmado en un 99% por hinchas de camisas amarillas que coreaban una y mil veces el nombre de Colombia y un resultado desfavorable de 1-0 con el que finalizó el primer tiempo.

Lección Nº 5. Con su accionar, el genio culé dio una cátedra de lo que es tener una admirable concentración mental en lo que hace, olvidándose de todo lo que sucedía alrededor de la cancha y centralizando todas sus energías exclusivamente en lo que estaba sucediendo en el rectángulo verde del Metropolitano.
Lección Nº 6. Control y dominio sobre sus emociones. Leo mantuvo a raya todas sus emociones negativas (rabia, tristeza y miedo).
Si las hubiera dejado a ellas gobernar sus acciones durante los 90 minutos del encuentro, muy de seguro no hubiera logrado alcanzar el valioso triunfo obtenido.
Lección Nº 7. El talentoso genio futbolístico hizo gala, en especial en el segundo tiempo, de lo que significa ser un verdadero líder, pues contagió e influenció positivamente a los demás compañeros de juego guiándolos para trabajar con entusiasmo hacia la meta propuesta.
Lección Nº 8. Messi practicó magistralmente lo que es el trabajo en equipo, pues no fue egoísta y se asoció con sus compañeros de selección para brindarnos un espectáculo de química integración y sinfónica complementación entre talentos.

Lección Nº 9. El brillante futbolista nos aleccionó respecto de lo que en la práctica es la creatividad y la recursividad para solucionar situaciones en escaso espacio y tiempo disponibles.
Lección Nº 10. Él nos mostró total transparencia y la capacidad de juego limpio, tolerando algunos golpes recibidos y actuó durante todo el partido sin trampas y siguiendo principios éticos sin desviarse nunca del rumbo correcto.
En fin, fue una sesión pedagógica inolvidable que ojalá podamos apreciar más adelante pero guardando la esperanza de que en la próxima ocasión nos enseñe a ganar o siquiera empatar a nuestra Selección en cancha propia.

Roque Herrera Michel, El Heraldo de Barranquilla.
RECOPLILACION FUTBOL FORMATIVO.
Publicar un comentario