Buscar este blog

GLOBAL LANGUAGE TRANSLATOR

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Gadget creado por www.Vivirsencillamente.com

domingo, 24 de julio de 2011

METODOLÓGIA PARA UN FÚTBOL BASE SISTEMICO.

                                              
Sin lugar a dudas, esto de las causas por las que nuestro fútbol  base se encuentra en un momento de “crisis” en cuanto a lo relacionado con el proceso de formación, llegando a tal punto de estar sobre diagnosticado las respectivas causas. De tal forma que es mejor comenzar con algunas soluciones-aportes para que demos un viraje a lo que creíamos como cierto, no importa que el cambio sea un poco traumático. Sé que se requerirá de un giro de casi 180º (¿Seré demasiado dramático?).
La cuestión de este asunto, de transformación deportiva, primero deberá hacerse desde los protagonistas que lo guiarán: los directivos, los directores técnicos, entrenadores, preparadores físicos, monitores, instructores, entre otros.
                                            
Aunque se pronuncie la conformista frase “Loro viejo no aprende a hablar”, considero que no es tan radical dicha frase, ya que casos se han dado de jugadores que fueron tildados en sus comienzos como “Troncazos” pero que al final con su pasión y trabajo consciente, se convirtieron en figuras locales, e incluso, de talla internacional. No obstante, darles un aliento esperanzador a todos diciéndoles que sí es posible derrumbar falsas creencias y que podemos transformarnos para poder transformar positivamente todo el andamiaje del fútbol de base, debido a que existe la posibilidad para tal fin.
Recuerden todos ustedes que para poder ser un “Santo”, debemos haber sido primeros que todo, “Grandes pecadores”. Podemos saber de fútbol, pero el problema estriba en si lo conoces y comprendes o por el contrario, continuas reproduciendo viejas metodologías. Se puede hablar de la oscuridad y de la luz, pero si no has conocido el infierno, no podrás conocer el cielo... Asimismo, cabe resaltar la corriente de nuevas metodologías que se vienen teorizando y llevando a la acción por un grupo de inquietos “nuevos estudiosos” del tema en lo que respecta al proceso de enseñanza-aprendizaje sistémico en el fútbol de base.

GESTIÓN DE LOS PROCESOS DEPORTIVOS EN EL FUTBOL.
Los procesos deportivos en el fútbol están estrechamente ligados a los modelos de entrenamiento utilizados porr las organizaciones y este conocimiento va a la par con el de la ciencia. El fútbol, como un proceso de enseñanza y aprendizaje, no es ajeno a los avances en los modelos y teorías que se han ido desarrollando en aquellas ciencias que estudian la enseñanza del deporte a nivel general y, en particular, el propio del fútbol.
Lo que hoy es válido en el fútbol, mañana puede resultar ya superado o anticuado. El entrenador de fútbol debe tener una mentalidad abierta, ser receptivo y procurar adaptarse a las nuevas exigencias y evolucionar sin pausa para no quedarse atrás. La propia dinámica del fútbol, en cuanto a su desarrollo y exigencias evoluciona, y el entrenador no puede desconocer esta realidad.

El entrenador, dentro de su responsabilidad y autonomía de acción, debe procurar ser creativo y no reproducir modelos arcaicos y obsoletos, muy alejados ya de la propia realidad del juego, proponiendo situaciones de aprendizaje que sean significativas para los jugadores y para la adquisición de las habilidades para poder jugar al fútbol.
 Obviamente, hay que ser respetuoso con teorías y modelos que se han desarrollado, puesto que han sido la base para poder llegar a las nuevas teorías y modelos de aprendizaje en el fútbol.
Si atendemos a las pautas de actuación en la enseñanza y el entrenamiento del fútbol, podríamos decir que cada maestro tiene su libro, refiriéndonos a que cada entrenador suele tener una forma de trabajo. Así que, en algunos casos, la enseñanza o el entrenamiento del fútbol responde a concepciones que se acercan más a las ideas tradicionales del fútbol y, en otras, las concepciones se acercan más a los procesos didácticos.
Tradicionalmente, prevalecía la idea de que primero se debe aprender la técnica de forma aislada y repetitiva, para luego aprender situaciones tácticas. Este método de aprendizaje orientado de lo aislado a lo complejo, se basaba en el aprendizaje sin error y el comportamiento del juego está formado por la suma y acumulación de componentes físicos, técnicos, tácticos y psíquicos sueltos.
En definitiva, a la hora de competir, se pretendía que el jugador respondiera como un todo (la suma de las partes) aunque en el entrenamiento se hubiera efectuado de una manera simplificada.
Encontramos entonces que estos modelos de entrenamiento centraban principalmente toda la atención en el mecanismo de ejecución, en donde lo importante es el hacer. Se buscaba esquemas de acción rígidos y estereotipados que serían los que servirían para luego aplicarlos a la competición. Para ello, el entrenador debería emplear la demostración y repetición porque de esta manera conseguirían ciertas habilidades técnico-tácticas del fútbol que servirían como modelos de ejecución. Además, suele dar constantemente instrucciones a sus jugadores sobre qué hacer, cómo y cuándo, sin saber que hacer.
Lo malo de todo esto es que el actuar sin pensar, en muchas ocasiones, es sinónimo de irreflexión, desconocimiento, improvisación, falta de implicación y por supuesto de protagonismo. Jugadores totalmente dependientes de su entrenador. Jugadores que "no piensan", están esperando las indicaciones del entrenador para actuar.
Pero es más, tal y como vamos a ver, el fútbol requiere de un conocimiento para poder percibir e interpretar las condiciones que se dan en el entorno (compañeros, adversario y balón). La falta de conocimiento dará una mayor incertidumbre a los jugadores y no podrán actuar con eficacia en las situaciones de juego.
En la actualidad se ha sustituido el enfoque conductista por el llamado sistémico, lo que ha supuesto un cambio en la concepción del entrenamiento.
En un primer momento se empieza a concebir que el resultado del entrenamiento vaya a algo más que la pura repetición mecánica y automatización de gestos, donde lo más importante no era pensar, sino actuar, dejando de lado aspectos cognitivos y motivacionales. Por el contrario esta nueva teoría considera los procesos sistémicos de los alumnos-jugadores durante el desarrollo de la práctica, Así en los procesos de entrenamiento se busca los significados que éstos tiene para los jugadores, siendo importantes las percepciones e interpretaciones de que ellos puedan hacer.
 Estas cuestiones son de gran importancia para el fútbol, nos encontramos que el fútbol es una habilidad abierta y eminentemente perceptiva, por lo que no habrá que considerar no sólo el mecanismo de ejecución, sino el mecanismo de percepción y el mecanismo de decisión, siendo los tres de gran importancia para el aprendizaje y el desarrollo del juego del fútbol.
El fútbol es un deporte muy complejo dónde el nivel de incertidumbre es muy elevado. Si además considerando los distintos acontecimientos y situaciones de juego que se dan en su desarrollo, requiere que los jugadores deban estar percibiendo e interpretado el entorno para poder decidir y ejecutar correctamente. Dándose un cierto nivel de incertidumbre por la variabilidad de situaciones y acciones, para ello surge la necesidad de obtener información del entorno, en función de ella se decide, para lo cual se necesita de una inteligencia para resolver las situaciones complejas del juego.
Un jugador acostumbrado a obedecer las órdenes de su entrenador o a ejecutar los ejercicios sin reflexionar sobre los mismos tendrá más o menos posibilidades de someterse a altos niveles de incertidumbre. El entrenamiento tiene que preocuparse de capacitar al jugador para tratar con diferentes grados de incertidumbre, y considerar la optimización del aprendizaje como un proceso global de solución de problemas motrices, es decir de dominio y aplicación inteligente de lo aprendido.
Es importante habituar a los jugadores a que interpreten y comprendan el juego del fútbol ("cómo leen el juego") mediante la implicación en su análisis a partir de los conocimientos que ellos tienen.
Para poder optimizar los aprendizajes, hay que entender los procesos del fútbol como complejos en su dominio y aplicación, para lo cual habrá que buscar su comprensión y no únicamente como la repetición mecánica de gestos técnicos y acciones tácticas. Con demasiada frecuencia damos a los niños soluciones para recordar, en vez de problemas para resolver.
Cuando damos la información sobre las actividades de aprendizaje, ¿Queremos que sean puros asimiladores de la información y reproductores fieles del modelo de aprendizaje que le damos?; o por el contrario, ¿Queremos que sean ellos los que interpreten la información y busquen por si mismo la manera de resolver el problema motor? Nosotros somos de la opinión que una vez que se ha presentado un problema de juego del fútbol para ser aprendido, deben ser los jugadores los verdaderos protagonistas en resolverlo. El jugador aprende cuando es capaz de analizar, decidir y actuar de manera reflexiva: capacidad de actuar y responder a sus percepciones.
Propugnamos un entrenamiento del fútbol más cognitivo, en el que se asume que las acciones que debe efectuar los jugadores de fútbol son en su mayoría deliberadas y que como personas, no sólo reaccionan a los acontecimientos y situaciones de juego, sino que analizan y deciden sobre la situación y actúan de un modo reflexivo. Además, debemos considerar lo afectivo y lo social de los jugadores, las creencias, el pensamiento y los sentimientos afectan al comportamiento y al aprendizaje.
Mediante la enseñanza del fútbol desde una perspectiva sistémica, debemos crear un clima social adecuado para que los jugadores puedan responder según sus experiencias y vivencias, teniendo en cuenta la idiosincrasia y el contexto de donde se produce el entrenamiento
En consecuencia, nos encontramos que el fútbol presenta unas características muy diversas en el proceso de enseñanza y aprendizaje. Debemos plantear situaciones en donde los jugadores se encuentren como protagonistas en la construcción significativa de las acciones que están ejecutando, sabiendo lo que están haciendo y con una implicación afectiva y social importante. El ambiente social de aprendizaje que se propicia es consecuencia de una equilibrada interacción entre los jugadores y el entrenador el contenido del fútbol, donde los primeros, como protagonistas propios de sus aprendizajes, procesan la información y van resolviendo las situaciones problemáticas, y los segundos media y facilitan los procesos de cognición compartida.

EL ENTRENAMIENTO DE FÚTBOL BASE DESDE EL PUNTO DE VISTA DEL PENSAMIENTO SISTEMICO.
                                          
En la actualidad, existen distintas teorías acerca del entrenamiento y la enseñanza de los deportes colectivos, planteándose diversos modelos sobre cómo debe abordarse estos deportes y por ende el fútbol.
La inclinación que tienen, a partir de un análisis del juego y de su estructura, es la de plantear la enseñanza o el entrenamiento de manera más sistémica, en una dimensión compleja, próxima a la realidad del juego y a las condiciones que se dan en la competición. El proceso debe partir del análisis del juego, de definir los problemas que se les presentan al jugador y al equipo en cada momento.
Frente a la preocupación tradicional por la preparación física y técnica para poder llegar a la táctica (subordinación de ésta a los otros factores), surge una preocupación por:
La realidad del juego de fútbol: lo físico, lo técnico y lo psicosocial en el contexto táctico (subordinando todos los factores a lo táctico).
Se basa en la inteligencia de juego: necesidad de su comprensión y resolución de las situaciones-problema (adaptación).
Insistimos, por tanto, a un planteamiento metodológico en el que los entrenamientos, basados en el comportamiento de juego, deberán ser más integrados y menos analíticos. Además, los factores técnicos, tácticos, físicos y psíquicos aparecen con características diferentes pero siempre juntas e interrelacionados.
Si el jugador durante la competición de fútbol se involucra en la acción de juego física, técnica, táctica, psico y socialmente, es lógico que el entrenamiento debe ser lo más perecido posible al juego del fútbol, abarcando todos estos aspectos, buscando una interdependencia e influencia mutua entre estos contenidos del entrenamiento, influyendo en el aumento del rendimiento de los jugadores.
Por ello, Bangsbo (1997) considera que el jugador ideal de fútbol debe tener una buena comprensión táctica, ser técnicamente hábil, mentalmente fuerte, funcionar bien socialmente dentro del equipo y tener una elevada capacidad física.

UNA PROPUESTA MÁS SISTEMICA EN EL FÚTBOL BASE.
                                               
Atendiendo a lo expuesto hasta ahora, nos llevan a enfocar los entrenamientos mediante formas más integradas, que que involucren todos los factores que inciden en el rendimiento (técnico, táctico, físico, personal y social). Debemos buscar o usar estrategias de aprendizaje para que los jugadores sean capaces de encontrar respuestas adaptadas a los problemas que se originan de la práctica de juego mediante situaciones de cooperación y oposición.
De esta manera, plantear situaciones-problema mediante juegos colectivos, debe constituir la base del entrenamiento, mediante las orientaciones oportunas determinadas por los objetivos establecidos.
Mediante la intervención didáctica del entrenador, deberá facilitar situaciones en las que los jugadores puedan encontrar las posibilidades de actuación e implicación en las actividades propuestas y los correspondientes aprendizajes satisfactorios, motivantes y cercanos a sus intereses, atendiendo a los valores y propósitos trazados a través de la práctica del fútbol.
La propuesta de intervención didáctica que promulgamos para que el aprendizaje del fútbol sea más sistémico consiste, en  la didáctica del juego basada en las situaciones, es decir, proponer la enseñanza o entrenamiento de manera conjunta, con un contexto complejo, más cercano a la realidad del juego y a las situaciones que se dan en la competición, partiendo de un análisis del juego y su estructura. En esta línea de trabajo el comportamiento de juego se entiende como un aprendizaje global, que depende de la situación y donde los factores técnicos, tácticos, físicos  y psicológicos aparecen con características diferentes pero siempre unidas.
Es por ello, que el entrenamiento integrado debe plantearse a partir del análisis de la competición (y no al revés), considerando los esfuerzos y acciones que más predominan y tomarlas de referencia para introducirlas en entrenamientos.
Por último, la creación de situaciones de juego cambiantes de forma rápida y continua obliga a los jugadores a tomar decisiones y ejecutar las respuestas motoras adecuadas en el menor tiempo posible. De ahí la necesidad urgente de seleccionar y organizar los ejercicios de entrenamiento que respondan adecuadamente a las exigencias de una determinada situación, sea de aprendizaje, de perfeccionamiento o de desarrollo. De esta forma desarrollaremos la inteligencia de juego en el jugador de fútbol.
El fútbol como juego se manifiesta sistémica mente sin poder dividir las partes que lo componen: parte coordinativa (elementos técnicos), parte cognitiva (elementos tácticos y personalidad del jugador) y la parte condicional (capacidades físicas requeridas).

FASES DE UN ENTRENAMIENTO SISTEMICO INTEGRADO EN EL FUTBOL BASE.
                                    
Determinar el objetivo de aprendizaje, seleccionando la capacidad física a trabajar y el contenido técnico-táctico.
Comprobar el estado efectivo de los jugadores y qué nivel de rendimiento individual existe en cada uno.
Conocimiento por parte del jugador de entrenamientos anteriores.
Diseño de las sesiones y las condiciones de los ejercicios.
Desarrollar las sesiones  integradas en el campo.
Posibles variables de evolución en el diseño de tareas integradas.
Análisis y evaluación del proceso para  posibles cambios.
No todo puede ser teoría, aunque como es bien sabido por cada uno de nosotros, teoría sin práctica puede ser una aproximación y, práctica sin teoría, puede lindar con una opinión. A veces, opinar, puede hacernos parecer que desconocemos el tema en gran parte del mismo. La seguridad del conocimiento está en fusionar lo que se sabe con lo que se practica. La teoría con la experiencia personal comparada con la realidad adyacente. 
Las siguientes propuestas surgen de la supuesta frase “En el momento que tú comienzas a enseñar, es cuando empiezas a aprender”. En otras palabras: enseño con estas propuestas lo que deseo aprender.
Cuando el profesor está enseñando, el alumno es su maestro. El alumno le enseña al profesor, cuando está aprendiendo de él. Somos maestros y alumnos al mismo tiempo.

PROPUESTAS PARA UN FÚTBOL DE BASE SISTEMICO.
 
Estructurar la anterior propuesta como una oportunidad de contribuir para un fútbol de base  íntegro, ha sido posible gracias al otorgamiento que nos brinda la vida; ya que “La vida es una continua creación”. Dicho de otra manera: “Lo más maravilloso del ser humano es que puede decidir crear en el presente lo mejor para si mismo, si en el pasado no decidió hacerlo”.
Definitivamente, si “el fútbol del presente ha cambiado demasiado” (¿o lo han descontextualizado?), “hoy no dejan jugar como antes” (¿Quién o quienes no dejan jugar?), ¿o los futbolistas han dejado de jugar?; programemos entonces entrenamientos integrales en los que no haya espacio para excusa alguna.
Al igual que lo expresa Leonel Álvarez: “Cuando hay jugadores inteligentes, no hay necesidad de repetir” (2), considero que cada uno de nosotros somos demasiado inteligentes. Entonces, ¿por qué seguimos repitiendo metodologías tradicionales en el proceso de enseñanza-aprendizaje en el fútbol de base?
                                          
Bibliografía.
(1) De la monografía: “Modelo de gestión integral para clubes de fútbol colombianos”. Rafael Antonio Álvarez López. Juan Jairo Arboleda Arango. Guillermo de Jesús Bedoya Quintero. Gonzalo de Jesús Gómez Giraldo. Programa de formación deportiva para técnicos de fútbol. Liga Antioqueña de Fútbol. Julio de 2011.
 (2) “Leonel Álvarez: un espectáculo en la cancha como asistente”. Reportaje. Periódico El Tiempo. 20 de junio de 2011.
Adolfo Gomez Sanchez.
RECOPILACION FUTBOL FORMATIVO.


                             
      






Publicar un comentario