Buscar este blog

GLOBAL LANGUAGE TRANSLATOR

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Gadget creado por www.Vivirsencillamente.com

lunes, 7 de mayo de 2012

MOURINHO DESPUES DEL TITULO DE LIGA:"HE TRANSFORMADO LA MENTALIDAD DE LOS FUTBOLISTAS. SER JUGON PARA MI NO ES SUFICIENTE"


Mourinho: «Lo importante no es entrenar al Madrid, sino ganar con el Madrid»
Junto a su sillón, a la derecha, tiene una pizarra táctica para analizar al instante cualquier estrategia del equipo. En eso es único. Puede realizar cuatro sistemas de juego en un partido hasta remontar un marcador. La instantánea de su firma por el Real Madrid, rodeado por Florentino Pérez y por Alfredo Di Stéfano, preside la puerta de su oficina. Karanka y Rui Faria se encuentran en la sala contigua. José Mourinho (Setúbal, 1963)acaba de proclamarse campeón de Liga. Ha frenado el ciclo del Barcelona. Era la misión que le encomendó el presidente. Está tranquilo. Emana seguridad. El título es un acicate para conquistar el próximo año la Champions. Los jugadores entran al vestuario con imágenes de las nueve Copas de Europa conquistadas por el club. La novena está junto a la puerta. La décima debe estar en el vestuario. El mensaje lo dice todo.
—Siete Ligas entre España, Inglaterra, Italia y Portugal. Campeón en las tres grandes. ¿Era un reto?
—Sí. Ningún entrenador había conseguido ganar la Liga en tres grandes Ligas. Era un objetivo. Es una experiencia profesional y una experiencia de vida espectacular. No espero que yo sea el único que alcance esto. Dentro de diez años espero que haya técnicos y jugadores que lo hayan hecho. Mi objetivo ahora es intentar ganar más Ligas con el Madrid. Y después de mi etapa en esta casa, siempre trabajaré en alguno de los tres grandes campeonatos, Inglaterra, Italia y España. Pero de momento tengo dos años más de contrato aquí y mi familia y yo estamos contentos de tener una estabilidad que hasta ahora no habíamos disfrutado, porque siempre cambiábamos cada dos o tres años. Así que, encantados de continuar en el Real Madrid.
—El presidente le fichó para acabar con el ciclo del Barcelona. Lo ha conseguido en dos años.
—Florentino hizo conmigo una cosa muy difícil. Yo soy un enamorado del Inter y de los jugadores con los que trabajé allí. Y Moratti era una persona especial. Pero Florentino consiguió ilusionarme con su proyecto, con su mentalidad. Me convencieron. Florentino me dijo que el Madrid me necesitaba. Y yo también, en ese momento de mi carrera, después de ganar la Champions con el Inter, necesitaba al Real Madrid para que mi carrera fuera plena. Si hoy yo digo que estoy cansado y dejo de entrenar para siempre, mi carrera sería perfecta. Gané todo lo que tenía que ganar, en los países más importantes. He dado una Champions a mí país también. Obtuvimos el primer Balón de Oro. Si no entrenara al Madrid, no sería una carrera completa. Lo importante no es entrenar o jugar en el Madrid sino ganar con el Madrid. Agradezco al presi porque me convenció de dar este paso. Y por su apoyo. Entrenar al Madrid ha sido y continuará siendo el trabajo más difícil de mi carrera. Y contesto la pregunta: no tengo como objetivo de vida ganar al Barcelona. También he perdido con el Barça. Y perder con el Barcelona no me duele más que perder con el Bayern. Y ganar al Barça no me da más placer que ganar al Bayern la final de la Champions que gané. En los últimos tres años le ganamos la Champions (con el Inter), y con el Madrid le ganamos la Copa, que no se conseguía hace mucho tiempo, y ahora ganamos el campeonato. Es verdad que ellos también nos ganaron algunas cosas en estos dos años. Pero ganar la Liga era muy importante para romper el ciclo de ellos. Era necesario para el Madrid, como club más importante de la historia, no permitir que este dominio nacional se pudiera acentuar.
—¿Comienza el ciclo de su equipo?
—Es muy difícil hablar de ciclos. El Barcelona mismo, considerado por todos el equipo con más talento de los últimos tiempos, no consigue dos Champions seguidas. Gana una, pierde con el Inter, gana otra, cae ante el Chelsea. Las tres Ligas consecutivas ya eran algo fantástico. Inter dominó conmigo dos años y después se terminó. Lo que me parece explícito es que este Madrid es mucho mejor que el de dos años atrás. Y ya nada será lo mismo. Ahora no hemos conseguido la Copa de Europa, pero hace unos años no se llegaba ni a cuartos de final y actualmente hemos jugado dos semifinales y se pierde una por penaltis. El Madrid no puede vencer siempre pero cuando no lo consiga debe estar cerca de ello.
—Sus críticos dicen que es un técnico defensivo y el Madrid mejora récords de goles. ¿Qué les responde?
Mourinho: «Lo importante no es entrenar al Madrid, sino ganar con el Madrid»
MATÍAS NIETO
—Que vean mis resultados. Y cuantos goles marcó el Chelsea. Y cuantas victorias. La riqueza de mi trayectoria es entrenar en diferentes países. Si tú vas a Italia y juegas como se hace en Inglaterra, no ganas. Si vas a Inglaterra y juegas como se hace en España, no ganas. Si vienes a España y juegas como se hace en Italia, no ganas. Llegas a un país que no conoces de nada y tienes que vencer. Y debes estudiar adversarios, culturas, idiosincrasias, la propia cultura de tu propio club, las características de tus jugadores. Y yo, que espero vivir muchos años, aquí estaré para ver a todos esos fenómenos entrenando en diferentes países, culturas y clubes. No creo que la selección de Arabia Saudí, entrenada por Rijkaard, juegue como jugaba el Barcelona de Rijkaard, ¡eh! El secreto de ganar en diferentes países es que puedes tener tus gustos futbolísticos, pero en un entrenador tiene que ganar en ese país y debe jugar para vencer en este país.
—Ha transformado física y tácticamente al equipo. Pero escucha que debería alinear a los «jugones».
—Es difícil separar las cosas. Es difícil calificar a los futbolistas de «jugones», porque si eres técnicamente muy bueno, pero no tienes lo otro, es difícil jugar conmigo. Lo que he conseguido es transformar la mentalidad de los futbolistas que pensaban que ser «jugón» era suficiente. Y conmigo no es suficiente. El talento es fundamental, pero la emoción, la ambición y el corazón no son menos importantes. Tenemos un «staff» muy bueno, con Rui Faria, Silvino, Morais y Karanka. Y queremos dar a los jugadores las mejores condiciones de trabajo. No es un ejercicio de poder, como han dicho algunos que me han insultado. Me han llamado hasta el dictador portugués, que es una ofensa de las más grandes que me han hecho. Si quiero una pretemporada con tres días de reposo entre partidos, no es para molestar. Si digo que hoy no hay contacto con los «sponsors», y que otro día trabajamos a puerta cerrada, es con el objetivo de evolucionar. La gran mayoría de mis jugadores —hay ejemplos que son exactamente lo contrario— son mejores que eran antes de trabajar conmigo.
—¿A Mourinho le gusta el juego bonito o la eficacia?
—A mí me encanta el juego bonito del Real Madrid. No me gusta el desgaste del adversario por la posesión del balón. Me gusta el fútbol directo, dinámico, rápido, intenso, de transiciones fuertes. Me gusta un fútbol de técnica específica, de una condición física y psicológica adaptada a este estilo. Me encanta el fútbol que ha hecho el Madrid. Tenía puntos de comparación con el Oporto que ganó conmigo Liga de Campeones y Copa de la UEFA.
—Usted protege a sus jugadores. Pero hay un Mourinho con imagen de duro. ¿Conviven dos Mourinhos?
—Sí, con los mismos jugadores conviven los dos Mourinhos. El ejercicio de liderar es difícil. Tienes estimularles. Y debes tener dos caras. Casillas me decía: «Joder, a lo largo de la temporada hubo momentos que nos has metido mucha presión, que has sido un poco cabroncito con el grupo». Yo me reía con él, pero sabía lo que hacía, lo que deseaba provocar. Quería elevar en determinados momentos los niveles de presión, de concentración, de motivación. Después también llegó el momento de lo contrario. Tras caer con el Bayern han visto al entrenador más cariñoso. Dije: «Tranquilos, el campeonato está ganado». Debes sacar lo mejor de todos. Un técnico al que no le guste hacer esto es difícil que lo sea mucho tiempo.
—Guardiola ha dicho que hubo cosas raras con los arbitrajes. ¿Ahora que pierde conocemos al Pep real?
—Conozco a Guardiola desde que él era jugador y yo ayudante. Guardo de él un recuerdo muy bueno. Después, la vida cambia, las personas cambian. Es muy diferente ser jugador a ser entrenador. Nosotros cometemos errores, tenemos momentos menos felices con las cosas que decimos. Lo que no es normal es vender una imagen de perfección y después, al final, ninguno es perfecto. Yo nunca he vendido una imagen de perfecto. Nunca he intentado esconder mis defectos. Sin embargo, hay gente que tiene una personalidad diferente, la esconden, pero al final el tiempo se encarga de demostrarlo todo. Ni en el fútbol ni en la vida, nadie es perfecto.
—Usted deseó a Pep que sea feliz en su nueva etapa. Le han criticado. No le creen. Y si no le hubiera dicho nada, le llamarían borde. ¿Siempre le buscan el lado malo?
—Sí, pero ya no me preocupan los ataques personales. Me duele un poquito si alguna vez un hijo, una hija, lo ven y me dicen «mira papá lo que dicen de ti». Me duele porque a ellos les duele. Y piensan que me duele a mí. Les digo que no se preocupen, que no pasa nada. Quizá sea culpa mía, porque soy un enamorado del fútbol, pero no soy un enamorado del entorno del fútbol. Yo ceno en casa, no voy a cenar a determinados locales donde se cultivan amistades falsas. Donde se preparan olas de opinión pública. No. He vivido siempre mi independencia. No abdico de eso. Así he llegado donde llegué. Con 49 años no voy a cambiar. No soy persona que sepa cultivar los aspectos paralelos a la carrera de una persona pública como yo.
Mourinho: «Lo importante no es entrenar al Madrid, sino ganar con el Madrid»
M. T.
—¿Qué le ha enseñado el Madrid a Mourinho y que le ha enseñado Mourinho a una cultura tan asentada como la del Real Madrid?
—Hay que tener una personalidad especial para ser jugador o entrenador del Madrid, pero si tienes esa personalidad, te ayuda a crecer mucho. Cuando Florentino habló conmigo por primera vez me dijo: «Si quieres ser uno de los mejores entrenadores de la historia, debes dirigir al Real Madrid». Estoy de acuerdo. Tengo una máxima: quien trabaja en fútbol debe ser un enamorado del fútbol y del Real Madrid o del club donde trabajas. Cuando no naces enamorado del club donde trabajas, porque naciste en otro país, debes asimilar su cultura, historia, de modo que te transformes en uno más. No entiendo un utillero que no sea futbolero y madridista, ni un fisioterapeuta que no quiera como un loco recuperar a un jugador para el domingo, porque es madridista. O como Óscar (Ribot, jefe de prensa), que después de su familia a quien más quiere es al Real Madrid. Así tiene que ser la gente que trabaje conmigo. Y quien no sea así, tienes que enseñarle a ser así. Si no metes una atmósfera que transpira ambición es muy difícil alcanzar objetivos. Aquí toda la gente ha contribuido al título. Por sentir esta ambición de vencer, hace meses ya le dije al presi y a José Ángel (Sánchez) que iba a seguir, que no tenía nada que ver con algún club que me quisiera tener.
—¿Usted cuenta con Higuaín? ¿Están calentándole la cabeza?
—Higuaín va a seguir. Va a seguir porque yo no quiero abrir mano. Y el Madrid no quiere abrir mano. Y tiene contrato óptimo y por un montón de años. No es un jugador que ha llegado hace un año y gana poco. Gana al nivel de los otros. Puede llegar una oferta de 40, 50 o 60 millones, la que sea, que el Madrid no va a querer vender. Por eso el único problema lo debe tener él en explicar a la gente que lo quiere sacar de aquí, ¡que él no va a salir de aquí! Yo no tengo problema: mis dos delanteros centro para la próxima temporada van a ser Higuaín y Benzema. Esto no tiene historia. Y si tuviera historia, a partir del título no juegas con un futbolista que tú no quieres o que piensas que no va a seguir. La historia es la de Adán.
—Se la íbamos a preguntar.
—Si el Madrid está rastreando el mercado de porteros es porque Adán no quiere continuar. Mi trabajo es convencer a Antonio para que se quede. ¡He pedido ayuda a Íker!: «Ayúdame a convencerle para que se quede»...
—Pues se dice que Mourinho busca portero para cargarse a Íker...
—Eso, para cargarme a Casillas. ¡Y yo he pedido a Íker que me ayude!
—¿Con Íker no hay problema?
—No hay ningún problema. No existe historia. Tenemos a Tomás y Jesús Mejías detrás de Adán, pero no pueden ser todavía segundo portero del Real Madrid. Juegan en el Castilla y están en una buena evolución. Tenemos también a Pacheco, en el C, que me gusta muchísimo. Pero Adán es el segundo portero y si no conseguimos convencerle para que siga, hay que encontrar una solución. Debemos darle más partidos, prometerle la Copa. Admiro su ambición de decirme: «Me encanta estar en el Madrid, pero yo quiero jugar cada domingo». Esta historia se transformó en «queremos cargarnos a Casillas».
—Pepe realiza una campaña fantástica, pero está estigmatizado. ¿El futbolista se siente perseguido?
—Pepe está haciendo una temporada bestial. La gente se tiene que rendir a la evidencia. No creo que la maledicencia sea tan cruel que, sin olvidar algunas pequeñas cosas del pasado, no destaque a un jugador diferente. Tiene valor doble su rendimiento. Muchos en su lugar se habrían ido a Inglaterra o Italia. Hubo discusiones para su renovación y siempre dijo: «Madrid». No tiene el mejor contrato que podría haber firmado, porque un año después quedaba libre. La gente se tiene que rendir a su trabajo.
—¿Cómo ha conseguido que el «gato» se convirtiera en «perro»?
—Benzema es muy bueno. La culpa más grande de la transformación es suya. Mucha gente ha contribuido a esta evolución. Óscar Ribot le ayudó mucho en su vida social. Zidane es quien más le ha acompañado para estar cerca de él. Y yo estuve intransigente con aspectos de su juego: «No acepto, tienes que conseguirlo, tienes que cambiar», le decía. Pero la mayor responsabilidad es suya. Ha conseguido vencer los pequeños fantasmas de sus dos primeras temporadas y ha hecho una campaña fantástica.
—¿Sahin será cedido o se quedará?
—Se queda. No ha realizado con nosotros una pretemporada completa y ahora la va a hacer.

TOMÁS GONZÁLEZ-MARTÍN/ foto: matias nieto / MADRID ABC.es 
RECOPILACION FUTBOL FORMATIVO
Publicar un comentario