Buscar este blog

GLOBAL LANGUAGE TRANSLATOR

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Gadget creado por www.Vivirsencillamente.com

domingo, 20 de marzo de 2011

¿COMO ESTRUCTURAR UN EQUIPO DE FUTBOL IDEAL?


Los equipos ideales, de grandes resultados, son los que, entre otras cosas, consiguen desordenarse ordenadamente. 
Sabemos que este jueguito se basa en dos pilares: la recuperación (defender nuestro arco) y la posesión para perforar el arco rival. 
El mejor ejemplo, quizás el último, es el Boca de Bianchi. Un equipo que conocía su rumbo, sabía a qué jugaba y cómo dominar. Tenía juego (el mejor momento de Riquelme) y lucha (todos con el overol). 
Se desordenaba y con eso hacía lo propio con el rival al atacar para luego ordenarse para defender. 
Ahora bien, ¿cómo se logra eso?. Con tiempo. 

Como con el embarazo. 

"Los equipos se forman, se arman jugando, salvo rarísima excepción. La generación espontánea no existe en el fútbol", decía Dante Panzeri hace más de 40 años. Coincido. Y digo yo que hace falta rodaje para tener un equipo que juegue de memoria, se adelante a la jugada, esté tranquilo y el jugador confiado en cómo y dónde está parado, y cómo se ubican sus compañeros. 

Puedo atestiguarlo con las pequeñas sociedades con los centrales que jugué: al lado de Basile, 7 u 8 años; con Fontana, en Cruzeiro, 4; con Passarella, en River, casi 4; con Rafael Albretch, 5 en la Selección. No hay forma de suplir al tiempo. 

Por eso es que hoy vivimos de sorpresa en sorpresa. 

Le pasa al jugador. Se sorprenden más que nosotros que los vemos de la platea. 

Porque la irregularidad es la madre de la incertidumbre y la inestabilidad. Nos aferramos a lo que podemos: la pelota parada; la espera por el error del rival; la segunda jugada, que no es ni más ni menos que jugar la pelota a dividirla (si nos viera Pedernera...). Cappa y Schurrer se enojan cuando sus rivales apelan a eso y les ganan, pero mucho me temo que van a seguir enojándose. No tengo dudas de que para ganar primero hay que jugar bien. Pero hoy alcanza con ser mejor que el rival. Hay un hecho peligrosísimo que aparece: no saber qué es jugar bien o mal. De terror. 

Es así: quienes más sufren la falta de formación son las defensas En el sector de atrás, jugar de memoria es la clave para anticipar, y hacer los relevos. Si no hay coberturas y cierres te comés la goleada. Del medio para arriba se las arreglan más con la improvisación. 
Se entiende la cantidad de errores si vivimos improvisando, si dependemos mucho de la suerte, la diosa de los tontos.
Tenía razón… Orlando Fantoni: “Cuando los centrales están muy agitados es porque algo anda mal. Y el error en el 90% de los casos está en los mediocampistas…”
Me lo comentó mi técnico en el Cruzeiro, en el caso de que los volantes no contienen y dejan que los rivales vayan y encaren a los centrales. Me quedé pensando en ese concepto durante el entretiempo de Banfield-Lanús. Era muy superior el trabajo del medio del Taladro, y por eso los centrales de Lanús (GoltzIzquierdoz) la pasaban mal. En el segundo tiempo mejoró el medio y se aliviaron. Tenía razón Fantoni, como todo viejo sabio. 
ROBERTO PERFUMO
RECOPILACION FUTBOL FORMATIVO


Publicar un comentario