Buscar este blog

GLOBAL LANGUAGE TRANSLATOR

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Gadget creado por www.Vivirsencillamente.com

domingo, 3 de abril de 2011

¿PORQUE HAY TANTOS FORMADORES QUE ACTUAN Y LUEGO PIENSAN? ¿NO SERIA MEJOR PENSAR ANTES DE ACTUAR? ¿QUE OPINION TIENEN?


Percibo en  estos momentos qué que uno de los aspectos más sobresalientes de las nuevas generaciones de niños y adolescentes  en la actualidad es la necesidad de una inmediatez por obtener resultados, satisfacciones y respuestas inmediatas como las que tienen en juego de Play Station o similares que encontramos en el mercado.
Es una realidad que no podemos esconder que en los procesos de enseñanza y aprendizaje del futbol observamos que a muchos formadores les cuesta un inmenso trabajo enseñar a sus jugadores a tolerar la frustración en la competencia y el entrenamiento, a esperar con paciencia el logro de las metas y objetivos propuestos en su proyecto de vida a detenerse un minuto antes de actuar en las tomas de decisiones acertadas.
En el día a día de la formación de las jóvenes promesas, en el que nos encontramos en un ambiente de stress, poco tiempo de trabajo, una carrera contra el tiempo en la consecución de logros nos olvidamos de la importancia que tiene el pensar antes de actuar. En los procesos de formación  en el futbol no es la excepción así como en la vida diaria.
En los momentos o situaciones de dificultad con nuestros jugadores, cuando sentimos que perdemos el control, el desconcierto y la intolerancia, actuamos sin pensar en nuestra comunicación con nuestros jugadores (Decimos, prejuzgamos, gritamos, nos enojamos  y actuamos mas con el corazón que con la razón sin comprender antes el significado y las consecuencias  de nuestras manifestaciones ante nuestros jugadores y el equipo.
Dentro de los estudios de psicología estos episodios se le denominan “Actings” (Actuaciones) es decir cuando la imposibilidad de pensar nos lleva a actuar de forma impulsiva. Encontramos que muchos casos de maltrato infantil son resultados de “Actings”. Así mismo muchos comportamientos de los niños y adolescentes obedecen a impulsividad, intolerancia y agresiones son producto de una dificultad clara de no esperara pensar y reflexionar por la necesidad de obtener los logros deportivos a cualquier costo olvidándonos de nuestro papel de formadores no solo del futbol si no de la vida como tal.
Continuando con esta línea de pensamiento la relación entre el formador con el jugador, encontramos  una comunicación inmediata que pretende soluciones y salidas fáciles. De esta menara sentir que se controla el momento sin necesidad de pensar en lo que puede significar nuestras actuaciones,  sin tomarnos el tiempo para reflexionar sobre las causas y el cómo se va produciendo el proceso de formación día a día. Si conscientemente hacemos el ejercicio mental de  detenernos  en el tiempo a pensar sobre el resultado de nuestra relación con nuestro jugadores y equipo de trabajo seguramente será más clara y consecuente con nuestra propia realidad emocional y la de nuestros jugadores, pero ante todo nos dará la claridad interior en la toma de decisiones para una mejor comunicación eficiente y eficaz.
Un ejemplo claro es cuando un jugador niño o adolescente  no hace o cumple con las tareas asignadas en el entrenamiento o la competencia, en algunos casos nosotros como formadores perdemos el control porque necesitamos a toda costa tener el  control de la diferentes situaciones, en donde siempre nos mostremos como los que mandamos y no reflexionar un poco sobre lo que piensa el jugador sobre nuestras actuaciones, ya que puede ser que en vez de que logremos de él un mayor respeto hacia nuestras decisiones ocurra un efecto inverso en su mente en formación.
Si esta situación la miramos desde una visión diferente, desde el análisis del conocimiento al presentarse estas actuaciones  o eventualidades los formadores deberíamos buscar un ambiente para reflexionar para que antes de actuar y generar un conflicto entender que los jugadores con estas actuaciones quieren manifestar o expresar algún tipo de necesidad  socio afectiva que se resuelve con solo darles la posibilidad de ser escuchados.
En este contexto de análisis  la paciencia es una capacidad o mecanismo de espera para manejar diferentes situaciones que se nos presentan en el entrenamiento  o la competencia mediante la facultad de pensar antes de actuar. Condición básica que necesitan nuestros talentos para poder desarrollar su talento dentro y fuera de la cancha.
Los Actings no se cambian de un momento a otro, debemos trabajar para evitarlos y lograr feed back permanente y durardero en la comunicación con nuestros dirigidos que se verán reflejados en mejores resultados deportivos y en sus proyectos de vida.
RECOPILACION  FUTBOL FORMATIVO.
Publicar un comentario